En tiempos de guerra, cualquier hoyo es trinchera, por eso yo me cojo a esta gordita que me liguè en el antro sin pedos.

Ya entrado en el ambiente a mi no me importa quien me haga jalon, yo no discrimino entre gordas y flacas, al contrario hasta pienso que las gorditas cogen mas sabroso porque le echan mas ganas con la esperanza de que te enamores de ellas. Y no esta tan descabellada la ideam porque con esas cogidas y esas mamadas que pegan tan delicioso uno se puede acostumbrar al apapacho. Como esta zorrita gordibuena que me estoy lonchando hasta se dejò grabar para tenerla de recuerdo. Grita bien rico la putita, disfruta como nadie de mis vergazos que le pego en su panochota. Ya ni mi vieja me calienta tanto como esta puerquita cachonda y chichona.


MÁS PORNO GRATIS 100% MEXICANO