Mamándole la panocha a mi esposa dormida. Ella no se dio cuenta de dónde provino el placer que le cause esa noche.

Llegué un poco tarde de trabajar y mi esposa pechugona se quedó dormida esperándome con un baby doll muy sexy y una tanguita, se quedó con una mano dentro de su calzón y por eso es que me di cuenta de que se estaba consolando ella solita por falta de su hombre. Para no desairarla le abrí sus piernas poco a poco hasta poder tener acceso a su puchita húmeda. Con la lengua me abrí paso entre sus labios vaginales hasta llegar al clítoris. En seguida mi esposa se acomodó y abrió aún más las piernas para darme acceso y fue así como la hice llegar al orgasmo meneando mi lengua de un lado a otro.

The comments are closed.

MÁS PORNO GRATIS 100% MEXICANO