Con tremendo culote enorme no pude evitar chorrearme en sus nalgotas antes si quiera de empujarle el camarón, pero está tan sabrosa que me la paró de nuevo
Descargar Vídeo
Con tremendo culote enorme no pude evitar chorrearme en sus nalgotas antes si quiera de empujarle el camarón, pero está tan sabrosa que me la paró de nuevo

La vi meneando el culo en el antro y me puso bien caliente con ricos movimientos sensuales que me pusieron el palo bien tieso. Vi como la tremenda hembra rechazaba a varios vatos que se le acercaban con el fierro caliente de a madres, pero aún así me dije: el que no arriesga no gana y me le puse directo detrás de esas nalgotas, le arrimé el camarón justo en medio, donde está su mero culo y se lo pegué para que sintiera cada centímetro en la piel, a través de la ropa. Debí ponerla bien jariosa porque comenzó a perrear bien chingón poniéndome más y más caliente. Tuve que quitar la verga para no correrme ahí en medio de todo el mundo, a huevo, pero bueno, salió más chingón porque fue para poder llevármela a garchar a un motelito por la zona.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed