Le caí con una feria a la instructora del gym para que me ejercitara la reata con su rica panocha bien entrenada.
Descargar Vídeo
Le caí con una feria a la instructora del gym para que me ejercitara la reata con su rica panocha bien entrenada.

Neta que me daba miedo insinuarme con la vieja porque a huevo que me partía la madre la vieja, digo, está en mucho mejor forma que yo, de a madres. Pero ese cuerpazo delicioso no podía írseme vivito y sin disfrutar así que me armé de valor (y de un buen fajo de billetes) y un buen día que no había ni un alma en el gym aproveché para soltarle la propuesta. Iba a mandarme la verga, como es de esperar, pero cuando comencé a tirarle las ofertas le brillaron los ojos y me dijo “bueno, así cambia la cosa”. Al fin quedamos en 7 sorjuanas y un bolo de cien para que la vieja aceptara deslecharme, eso sí, sin prisas y hasta dejarme secos los huevos.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed