Los bramidos de placer de la vieja la delataron y conseguí grabarla empinada y abiertota, siéndole infiel a su vato con uno de mis compas.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Los bramidos de placer de la vieja la delataron y conseguí grabarla empinada y abiertota, siéndole infiel a su vato con uno de mis compas.

Con todo y que la música estaba a todo volumen y bien chingona, era posible alcanzar a escuchar los gemidos de la vieja que, ya toda peda, se había olvidado de que estaba en una fiesta y que todos los que ahí andábamos podíamos escuchar sus bramidos de placer. Siempre me imaginé que era esta zorra, porque ya antes habían circulado por la escuela vídeos sexuales de la puta y sus gemidos son imposibles de olvidar, pero de todos modos me sorprendió verla tan majestuosamente puta, tan desinhibida, dejando que uno de mis compas que se supone que “le caen mal” la estuviera serruchando en medio del jardín. Neta que nunca se acaba de conocer a las viejas.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed