Mis cuates me ayudaron a meter a la morra a mi cantón y, aunque al principio quiso armarla de pedo, ella solita acabó parando el culo para que la culeáramos.
Descargar Vídeo
Mis cuates me ayudaron a meter a la morra a mi cantón y, aunque al principio quiso armarla de pedo, ella solita acabó parando el culo para que la culeáramos.

Estaba bien enculado con esta rica morena de fuego, con unas tetas y un culo que hacían que mi verga se pusiera bien dura de sólo verla pasar meneando sus hermosas nalgotas. Pero la flaca nomás no aflojaba el chocho y yo estaba hasta la madre de las pajas, así que hablé con la bandita que terminó haciéndome el paro chingón y entre todos nos la llevamos a mi cantón, con el único requisito de que tenía que dejar que todos probaran su panochita deliciosa mínimo una vez antes de que la dejara ir. Al principio se puso bronca la morra, pero no tardó en agarrarle gusto a que le diéramos chile entre todos los vatos y ella solita empezó a pedirnos que le chingáramos sus hoyitos golosos.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed