Se puso tan buena la peda que hasta mi hermano aprovechó para chingarse a la vieja del Emilio que estaba durmiendo en el suelo de la sala.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Se puso tan buena la peda que hasta mi hermano aprovechó para chingarse a la vieja del Emilio que estaba durmiendo en el suelo de la sala.

El alcohol la puso más putona que de costumbre y hasta le valió madres que la grabara mientras estaba empinada y haciendo rebotar sus nalgotas con los huevos de mi hermano. No es que la vieja no sea de por sí bien facilota, todos decimos que el Emilio nomás se hace pendejo viendo hacia otro lado mientras su vieja le tira la onda a los vatos, pero ahora sí se descaró bien cabrón, quiero decir, ¡su novio estaba en el cuarto de al lado!. Eso sí, el pendejo estaba bien jetón, le había pegado cabrón el alcohol al vato y ni siquiera los gritos de placer de su vieja mientras era culeada por mi hermano lo hicieron despertarse. Eso o se hizo el dormido, pero bueno, el que por su gusto muere…

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed